T. +34 930 130 002 | +34 609 314 797
lunes-jueves 10-14h i 17-20h, viernes 10-14h

Almohadas CervicalesHay 4 productos

Si eres de los que se levantan por las mañanas con dolor de cuello, tal vez ha llegado el momento de que consideres comprarte almohadas para problemas cervicales. ¡Te explicamos en qué consisten estas especiales almohadas!

¿Para qué sirven las almohadas para problemas cervicales?


Principalmente, las almohadas para problemas cervicales se utilizan para prevenir y remediar los dolores de cuello, ya que facilitan una postura estable y ergonómicamente apropiada para dormir con la espalda recta y recostada sobre uno de los costados, lo que disminuye el esfuerzo de los músculos precisado para que las articulaciones y las vértebras estén en una posición correcta, ayudando a obtener un mejor descanso.
Asimismo, las almohadas para problemas cervicales evitan que el cuello esté demasiado alto o bajo al dormir boca arriba o de lado, manteniendo la columna nivelada en todo momento y reduciendo la rigidez entre el cuello y los hombros.
Hay que tener en cuenta que dormir en una postura incorrecta nos puede generar múltiples problemas como cansancio, afecciones musculares, dolores de cuello, mal humor, etc… De ahí, que sea tan importante contar con almohadas para problemas cervicales que contribuyan a mejorar la calidad del sueño y del descanso.

Las almohadas cervicales viscoelásticas, la mejor opción


Dentro del mercado de las almohadas cervicales destacan las viscoelásticas, también conocidas como Memory Foam, que operan con un sistema de biomemoria, es decir, la almohada memoriza la forma de las cervicales del usuario y permanece adaptada a ella, amoldándose a la cabeza y el cuello y ofreciendo un soporte más ergonómico. Incluso, algunos modelos de almohadas cervicales viscoelásticas incorporan altavoces que nos permitirán escuchar la radio o la televisión para conciliar mejor el sueño.
Aunque, si somos viajeros habituales, las almohadas cervicales viscoelásticas de viajes son nuestra mejor alternativa. Suelen ser tener unas dimensiones reducidas para que se puedan transportar fácilmente en el bolso de mano.
Cabe mencionar que, al seleccionar una almohada cervical viscoelástica, hemos de prestar atención a la manera en la que dormimos y a nuestras preferencias de descanso, de modo que el material y la forma de la almohada se correspondan adecuadamente con nuestros hábitos de sueño.
¡Consulta nuestro amplio catálogo de almohadas cervicales viscoelásticas y di adiós al dolor de cuello! ¡Tu salud y tu descanso te lo agradecerán!